¿Dónde está?

¿Qué tiempo hace?

Página de M. Carlos Cid

enfermero del Centro de Salud de Gerena - (Sevilla-España)

-o-   carlosgerena@yahoo.es  -o-

Centro Interdisciplinario

Página de inicio  

Calculadora de necesidades calóricas en diabéticos

Hacer clíc aquí para descargar la calculadora  

Si hace uso de esta calculadora, por favor, indique la procedencia

Una de las condiciones para una buena nutrición es equilibrar las calorías ingeridas en 24 horas con las que quemamos a lo largo del día, por lo tanto, las calorías ingeridas van a tener que ver con la talla, el sexo, la edad y la actividad física que realizamos habitualmente.

 Un equilibrio entre la ingesta y el gasto calórico va a mantener un peso constante en la persona.

 En los diabéticos, es importante controlar el peso y mantenerlo en unos niveles de normopeso.

 Teniendo esto en cuenta y lo complicado que resulta mantener una dieta, con el fin de no aburrir al paciente, este debería conocer la cantidad de hidratos de carbono que contiene cada alimento, sin prestar atención al tipo de glúcido que sea, y esta cantidad de glúcidos, la debe pasar a raciones. Así, de esta manera, puede cambiar una ración de hidratos de carbono procedentes de la fruta por una ración de hidratos de carbono procedentes del pan.

 Lógicamente, una ración de fruta, al tener la fructosa muy diluida en agua, va a tener más peso y volumen en su conjunto que una ración de pan.  

Este conocimiento lo debe adquirir el diabético en la consulta del enfermero formador en diabetes.

 Para ajustar las calorías diarias, el profesional sanitario debe hacer uso de una serie de cálculos.

 La nutrición del paciente diabético, las necesidades calóricas en 24 horas deben estar determinadas por  el peso, la talla, el sexo, la edad y la actividad física que realiza habitualmente.

 De los valores antropométricos vamos a determinar el índice de masa corporal (IMC), si está dentro de un peso normal (IMC <25), sobrepeso (25<IMC <30) u obesidad (IMC >30), así como el peso máximo aceptable del paciente .

 El IMC viene determinado por la relación entre el peso en kilogramos dividido por la talla, en metros  elevada al cuadrado (IMC= Kilos de peso/talla en metros2).

 El peso máximo aceptable (PMA) se determina multiplicando la talla en metros al cuadrado, por una constante, que depende  del sexo del paciente: 27 para hombres y 25 para mujeres, de tal manera que el PMA en hombre =27 x talla en metros2 y PMA en mujeres=25 x talla en metros2.

 Según la OMS, las necesidades energéticas diarias del adulto sano van a depender del peso del paciente, según su actividad física diaria, como se describe en la siguiente tabla

 

Metabolismo basal   24 Kcal x Kgr. en 24 horas

Mínima actividad física 30 Kcal x Kgr. en 24 horas

Actividad ligera en hombres 42 Kcal x Kgr. en 24 horas

Actividad ligera en mujeres 36 Kcal x Kgr. en 24 horas

Actividad media en hombres 46 Kcal x Kgr. en 24 horas

Actividad media en mujeres 40 Kcal x Kgr. en 24 horas

Actividad intensa en hombres 54 Kcal x Kgr. en 24 horas

Actividad intensa en mujeres 47 Kcal x Kgr. en 24 horas

 

Los Kgr. que usaremos para estos cálculos serán los del PMA.

 

La OMS recomienda aplicar una reducción de las necesidades calóricas dependiendo de la edad, de acuerdo a la tabla siguiente:

 

De 40 a 49 años, reducir un 5% las necesidades calóricas

De 50 a 59 años, reducir un 10% las necesidades calóricas

De 60 a 69 años, reducir un 20% las necesidades calóricas

A partir de los 70 años, reducir un 30% las necesidades calóricas

 

Así mismo, en función del peso del paciente, deberemos restar calorías a las necesidades calóricas diarias, según la siguiente tabla:

 

Si el paciente tiene sobrepeso, disminuir  entre un 10 y un 20 % las necesidades calóricas diarias (para la calculadora se ha usado un 15%)

Si el paciente tiene obesidad, disminuir  entre un 30 y un 40 % las necesidades calóricas diarias (para la calculadora se ha usado un 35%)

 

Según el cálculo de las necesidades calóricas diarias del paciente, ajustaremos las raciones de hidratos de carbono que debe consumir el paciente en cada comida.

 

Tendremos en cuenta que el 50% de las calorías deben ser hidratos de carbono, y los distribuiremos según la siguiente tabla:

 

Si el paciente realiza cinco ingestas al día, sería lo ideal:

Desayuno: 15% de hidratos de carbono del día

Media mañana: 10% de hidratos de carbono del día

Almuerzo: 30% de hidratos de carbono del día

Merienda: 15% de hidratos de carbono del día

Cena: 30% de hidratos de carbono del día

 

Si el paciente solo realiza tres ingestas al día, el reparto sería

Desayuno: 20% de hidratos de carbono del día

Almuerzo: 40% de hidratos de carbono del día

Cena: 40% de hidratos de carbono del día

 

Todos estos cálculos resultan engorrosos realizarlos, sobre todo si tenemos al paciente en la consulta, por lo que hemos realizado una herramienta que ejecuta, de forma instantánea, el cálculo de las raciones con solo introducir los datos antropométricos del paciente.

La herramienta es un libro de Microsof Offices Excel con tres hojas.

 

En la primera introducimos los datos del paciente (nombre y datos antropométricos) y nos calcula las calorías que debe consumir en 24 horas, las raciones de hidratos de carbono que debe consumir en cada comida y las calorías que estas contienen, así como los gramos netos de hidratos de carbono.

La segunda hoja es la calculadora en sí

La tercera hoja es un resumen de la primera hoja, que podemos imprimir para entregárselo al paciente.

 

Esta herramienta está realiza por Manuel Carlos Cid González, enfermero de Atención Primaria y Blanca Cid Alcón, estudiante de enfermería, con los datos aportados por Augusto A. Pérez Mateo, enfermero educador en diabetes.